Historia

Es una necesidad antropológica del hombre encontrar siempre quién fue el fundador o creador de las cosas que nos rodean sean estas animadas o no. Esto sucede en todos los ámbitos de la vida tal como lo demuestran las distintas ramas de la ciencia y la tecnología, cuyas investigaciones más avanzadas llegan a lugares insospechados y crean un sin fin de controversias según el punto de vista de científicos y críticos.

El origen de los virus informáticos

Imprimir COM_CONTENT_ICON_PDF
Por: Angus Yg : Metalero
Domingo, 10 Enero 2010
(Tiempo estimado: 3 - 6 minutos)

La informática no escapa a esta necesidad y a la controversia, si bien por la conjunción de inventos o desarrollos se llega a veces a los orígenes y se la da parternidad a una determinada persona en otros casos no sucede lo mismo y cada cual apoya la que considera más razonable.JohnVonNewman

Para algunos el "padre" de los virus fue John Von Newman (Wikipedia), un matemático brillante que realizó importantes contribuciones a la física cuántica, la lógica y la teoría de las computadoras y que en 1949 publica "Theory and Organization of Complicated Automata". En dicho libro, John da la idea de una porción de código capaz de reproducirse a sí mismo (pueden descargar el libro de la sección Descargas -> Libros en PDF). 

 A. K. Dewney Si tomamos esta teorización como argumento para asignarle la parternidad de los virus a John, con el mismo criterio deberíamos darle a Julio Verne la paternidad del submarino. Sin embargo sí que es más importante en este campo A. K. Dewdney, articulista experto en informática de la revista "Scientific American", quien en 1984 publicó una serie de artículos que revelaron que durante dos años se había estado trabajando en un juego de alta tecnología, desarrollado por los investigadores de inteligencia artificial de los laboratorios Bell de la AT&T. En dicho juego, denominado "Core Wars", dos programadores debián escribir sendos programas hostiles en un lenguaje pseudo-ensamblador denominado RedCode con la capacidad de crecer en la memoria y enzarzarse en una lucha contra su adversario. Para poner en marcha ambos programas se usaba un programa ejecutor llamado MARS (Memory Array Redcode Simulator), que iba ejecutando alternativamente las instrucciones de ambos programas.

Ya avanzado el año 1984, por fin se define la forma pública del término "virus de computadora", durante la conferencia de IFIC/SEC'84. El doctor Fred Cohen define un virus como "software maligno capaz de reproducirse a sí mismo" y establece paralelismos entre los virus biológicos y los informáticos para justificar la adopción de dicha terminología.

El segundo artículo de Dewdney en Scientific American, en marzo de 1985 se titula "Juegos de Ordenador: virus, gusanos y otras plagas de la Guerra Nuclear atentan contra la memoria de los ordenadores". En el Dewdney pone de manifiesto las consecuencias que puede acarrear su juego gracias a los testimonios escritos de sus lectores.

En el tercer artículo en enero de 1987, Dewdney abandona completamente cualquier relación de su juego con los virus y se dedica a narrar el primer campeonato del polémico juego <Guerra Nuclear>.

Posteriormente retoma el tema en marzo de 1989 con un artículo titulado "Juegos de computadoras: sobre gusanos, virus y Guerra Nuclear" donde el autor se defiende de las reiteradas insinuaciones sobre la presunta relación existente entre <Guerra Nuclear> y los programas víricos. Recrimina a la prensa sensacionalista que por medio de artículos incompletos y distorsionados, escritos por columnistas que desconocen el funcionamiento interno de la computadora, han conducido al desconcierto. Utiliza además otro argumento de peso:

"Las descripciones de un virus, incluso las más detalladas, no pueden utilizarse para la reconstrucción de un programa nocivo, excepto por un experto. Una persona con tal nivel de conocimientos no necesita de la lectura de revistas para crear un código que destruya los programas y los datos de otros."

Después de sentar estas bases y sin encontrar un motivo para no hacerlo, Dewdney realiza una detallada explicación del funcionamiento de los programas víricos y afirma que no es posible escribir un programa que detecte todo tipo de virus. Concluye el artículo con esta frase:

"El virus no es la obra de un profesional de la informática, sino la de un vándalo de la computadora. Permitamos que aquellos que pudieran contemplar actos similares prueben en vez de eso a participar en la Guerra Nuclear".

 

Además de estas dos teorías sobre la paternidad de los virus, existen otras. Una de ellas dice que fueron las casas fabricantes de software para evitar la copia ilegal de sus programas.  Sin embargo esto es contradictorio puesto que de ser así tendrían que reponer miles de copias de sus propios productos atentando contro su propio negocio.

 

Otra teoría juega con la vieja paradoja del huevo y la gallina. ¿Qué fue primero, el virus o el antivirus? Se dice que los que empezaron los virus fueron los mismos que desarrollan software antivíricos ya que son los que más tenían para ganar con su proliferación. Si bien esta teoría no es tan descabellada no se puede asegurar al día de hoy que esto haya sido de esa forma ni tampoco que lo sea puesto que ya tienen demasiado trabajo detectando y elminando los que crean los demás.

 

La conclusión más sincera de todas estas teorías y sin pensar en nombres es imaginar que algunos programadores expertos empezaron en cierto momento a hacer sus pruebas y a desarrollar sus primeros programas víricos basados en las teorías del momento, y que luego esos primeros programas se fueron perfeccionando por otros creadores y mejorando las técnicas hasta llegar a los modernos y potentes virus de hoy día.

Tags: a.k.dewdney | antivirus | guerra nuclear | gusanos | john von neuman | scientific american | vírico | virus

Lo han leído: 19675 almas
Joomla-GNU.com not affiliated with or endorsed by Open Source Matters or the Joomla! Project. The Joomla!, logo and name is used under a limited license from Open Source Matters in the United States and other countries.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS